Blogia
Dirección Noche de Cristina Grande

DIRECCIÓN NOCHE, EN EL DÍA DEL LIBRO

MARIANO GARCÍA EN HERALDO DE ARAGÓN SOBRE EL DÍA DEL LIBRO

DÍA DEL LIBRO  
El 23 de abril consagra definitivamente la pujanza de los autores aragoneses
Mena, Lalana, Corral, Bolea, Irisarri, Mediano, Nesquens y Gascón firmaron cientos de ejemplares de sus obras.
Fotógrafo: ESTHER CASAS
Miles de personas se acercaron a los estands del paseo de la Independencia

MARIANO GARCÍA. Zaragoza | "Van a venir de una universidad norteamericana para estudiar las articulaciones de Fernando Lalana y ver si hay alguna conclusión que se pueda extraer para aplicarla al mundo del tenis". Bromeaba ayer Daniel Nesquens, que también firmó lo suyo, durante la celebración del Día del Libro. La jornada dejó contentos a casi todos, libreros, editores y autores, y abre buenas expectativas ante la próxima Feria del Libro.

"Quiza haya habido menos ventas que el año pasado -se lamentaba Eutimio Merino, de General, pero el Paseo, para el público, ha estado fabuloso". "Más flojo, sí -coincidía el editor José Vicente Zalaya-, pero estoy muy contento. Creo mucho en esta celebración". Félix González, de la librería Los Portadores de Sueños, también se mostraba satisfecho, y eso que la suya era una de las apuestas menos comerciales: Galeano, Belli, junto a aragoneses más "seguros": Mena, Tomeo, Cano...

Chusé Raúl Usón, editor de Xordica, subrayaba que "la cita sigue siendo fundamental. Yo participé por primera vez en el 95, con una mesa de cámping y sólo tres títulos, y ahora el Día del Libro es el momento en que aprovecho para tener visible mi catálogo y mostrar mi trayectoria al público".

Porque en la Feria se vende, pero también se "hacen" lectores. "Al final siempre se capta algún lector para todo el año, y eso es muy importante", aseguraba Joaquín Casanova, de Central. Pero Casanova, también editor, destacaba, "lo mejor del día de hoy es que se demuestra el enorme interés por los escritores aragoneses que ahora, además, se quedan aquí; ya no se van a vivir a Madrid o Barcelona".

La jornada de ayer, en lo que se refiere al libro, fue básicamente una fiesta de las letras aragonesas. No paró de firmar Lalana, pero tampoco Mena, que ya era un fenómeno en otras ediciones, pero que ha llevado su "Días sin tregua" a encabezar la lista de los más vendidos de la jornada. "Ya está la segunda edición -aseguraba-, pero lo mejor es que el Día del Libro, en Zaragoza, no para de crecer. Está muy bien".

Y firmaron hasta cansarse José Luis Corral, que volvía a Zaragoza tras varios Sant Jordi consecutivos ("tenía una deuda con los lectores aragoneses, y la celebración en Barcelona está ya muy masificada"); el exitoso Juan Bolea ("es muy bonito ver que los lectores te respaldan, y más en un día en que se celebra tanto al libro como a la identidad aragonesa"); Magdalena Lasala, con nueva obra para después del verano ("días como éste te compensan de la soledad que va unida a la escritura"); Lorenzo Mediano, que anuncia novela "pirenaica" ("aquí los lectores tienen voz y ojos"); Daniel Gascón, que ya teje nuevas y deslumbrantes ficciones ("es un día estupendo, una fiesta"); Cristina Grande, que ha agotado la primera edición de "Dirección noche", y que reivindica: "hoy, en nuestra sociedad, no hay nada tan moderno como el libro"; o Ismael Grasa, que no firmó pero que se sumó a la gran fiesta de las letras aragonesas. Y que pronto publicará nuevo libro.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres